El divorcio es un proceso importante en la vida de una persona, ya tengas hijos o no los tengas, se trata de un cambio que puede afectar a bastantes parcelas de tu vida, y es por ello por lo que en ocasiones, aun teniendo la decisión tomada, cuesta dar el paso. En este texto sobre divorcio en Alcalá de Henares te ayudaremos a entender el proceso.

En nuestro bufete de abogados Barbas Soriano & Asociados, con sede central en Alcalá de Henares, consideramos que en situaciones de crisis matrimonial es de gran importancia un asesoramiento completo y especializado, así como un trato cercano, humano y profesional.

Somos un despacho de expertos en Derecho de Familia. Cada realidad recibe un tratamiento diferenciado, cercano y personal. Tratamos con personas, no sólo con clientes.

Divorcios en Alcalá de Henares: La solución amistosa

En primer lugar recomendamos llegar a un pacto de forma amistosa, lo que se denomina un divorcio de mutuo acuerdo. Hay dos vías, la extrajudicial,  el conocido como “divorcio exprés”, que es fruto de la ley 15/2005, del 8 de julio, por el que cumpliendo unos requisitos legales (básicamente ausencia de hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores, y que haya trascurrido 3 meses desde el matrimonio) se puede acudir al notario y mediante escritura pública y asistencia letrada se hará constar la voluntad inequívoca de separarse o divorciarse y el convenio regulador que regirá los efectos producidos por esta situación.

La otra vía amistosa es la judicial, que bastaría en presentar en el juzgado la demanda de divorcio y el convenio regulador, para su ratificación, compartiendo ambos cónyuges gastos al poder hacer los trámites con el mismo letrado y procurador. Habrá que esperar a la firmeza de la sentencia de divorcio mientras que por notario, el acta surte efectos desde que se firma. Esta opción es la más recomendable cuando hay que realizar liquidación de gananciales amistosa.

Divorcios en Alcalá de Henares: Cuando no hay acuerdo

Cuando no hay acuerdo ni forma de entendimiento entre las partes no queda otra opción que irnos al proceso contencioso. Es un procedimiento más largo y complicado, pero con resultados igualmente satisfactorios.

Una vez presentada la demanda y contestada la otra parte, el Juez cita a las partes a una vista a la que asistirán junto a sus abogados y procuradores, junto al Ministerio Fiscal en caso de haber menores. Tras la vista el Juez dictará sentencia de divorcio con las medidas que encauzarán las relaciones entre los cónyuges y estos con sus hijos.

Si estás pensando en el divorcio, es muy posible que ya sea el momento. Desde Barbas Soriano & Asociados estamos a tu disposición para resolverte cualquier duda, asesorarte, mediar o iniciar cualquier tipo de acción en este ámbito.

Todo divorcio contencioso se puede reconducir a mutuo acuerdo que es una práctica habitual en este tipo de procedimientos. Este despacho siempre aboga por la solución amistosa y agota todas las posibilidades para no llegar al divorcio contencioso, y aún en este escenario seguimos trabajando para poder reconducirlo a un mutuo acuerdo.